GUÍAS DE VIAJE

Cataratas: primavera 2021

Pues sí. La provincia de Misiones te exige test negativo de COVID 19, bajarte la app y declarar que viajás por turismo y, obviamente, respetar los protocolos como el uso obligatorio de barbijo. Si comprás el ticket de acceso al Parque, el test es gratuito. Los y las menores de 15 años no necesitan hacerse el testeo.


Escribe Guille Gallishaw. Foto de Juan Martín Roldán

Cosas importantes que tenés que saber si estás pensando en ir al Parque Nacional Iguazú. El test de COVID negativo es obligatorio para ingresar a la provincia. Si vas en auto, en los diferentes accesos hay puestos en los que te los hacen. Están abiertos las 24 horas. Lo mismo si llegás en avión a Posadas o a Iguazú. Podés hacerte el de antígenos (entre $2000 y $2500) o PCR ($6000). Si ya compraste el ticket de acceso el PN Iguazú, el test es gratuito. En el caso de que te lo hagas por tu cuenta antes de viajar, tené presente que sólo es válido si te lo hacés 48 horas antes (se cuenta a partir del momento en el que te hiciste el testeo). A los y las menores de 15 años no se los exigen. Y, por último, en esta WEB tenés más información oficial.


¿Qué hacer en Cataratas?

Hasta acá, la parte más COVID de tu visita a las Cataratas. Ahora, vamos a lo más interesante. ¿Cómo visitar el Parque Nacional Iguazú? Primero tené en cuenta que hay que sacar las entradas previamente vía esta webLos adultos pagan $530, y menores de entre 6 y 17 años, $300.

¿Cuántos días se necesitan? Lo ideal es pasar tres días completos. La gran ventaja de este destino es que sus principales atractivos están todos en un mismo lugar. Tené en cuenta que el Parque permanece abierto todos los días, de 9.00 a 17.00.

¿Qué hacer? La mejor opción para empezar puede ser recorrer las pasarelas. Tenés tres circuitos: el Paseo Inferior (de 1400 metros, con escaleras), el Paseo Superior (es de un solo sentido de circulación, de 1900 metros y sin escaleras) y Garganta del Diablo (de 1100 metros). Cuando el río carga mucha agua y los saltos están a pleno, es muy probable que te mojes, con lo cual, pensá en llevarte una camperita impermeable y una bolsa para proteger bolsos o mochilas. Las pasarelas se recorren a paso lento porque la impresión que causa semejante cantidad de agua cayendo es tan intensa que las personas suelen quedarse largo rato observándolas.

Las cataratas son increíbles y se roban toda la atención, pero la selva paranaense en la que están inmersas también es impactante. El sendero Macuco te da la posibilidad de que recorras una parte de ella. Es de siete kilómetros ida y vuelta, y cuenta con seis estaciones en las que podés parar y leer los carteles interpretativos. La clave es hacerlo a la mañana bien temprano, ya que la actividad en la selva es más intensa. Si tenés prismáticos, llevalos: además de monos caí, está lleno de aves. El sendero termina en el Salto Arrechea (de unos 20 metros de altura).

Vamos por el plato fuerte. Se lo llama La Gran Aventura y consiste en una navegación en botes semirrígidos por el río Iguazú. La excursión parte desde el Centro de Visitantes en unos camiones todo terreno y abiertos (para poder ver la selva). Este trayecto se hace por el sendero Yacaratiá y los guías te van contando detalles acerca de la selva. Cuando llegan al embarcadero de Puerto Macuco, te subís a los botes para iniciar la navegación por el río Iguazú. Te llevan hasta la base del Salto San Martín. O sea, te meten literalmente dentro de la cascada y te empapás. La vista que vas a tener de las cataratas es literalmente única. Cuesta $5000 por persona, y lo pueden hacer todos los mayores de 12 años. 

¿Dónde dormir? La gran ventaja es que Puerto Iguazú es una ciudad de dimensiones chicas, con lo cual todo está relativamente cerca y, además, tiene una amplia oferta hotelera: desde hostels hasta hoteles cinco estrellas. Los servicios de transfer hacia el Parque te buscan por tu hotel y luego te llevan de regreso. Hay un puñado de hoteles que está en la parte más selvática, un toque alejados del centro. En general se trata de alojamientos de cuatro o cinco estrellas.



 

Comentarios cerrados